Inicio > Uncategorized > Sigue la Polémica: GPS Espían Para las Aseguradoras

Sigue la Polémica: GPS Espían Para las Aseguradoras

Reproducción fiel:

Una ecuación: usar poco el coche + respetar los límites = pagar menos por el seguro. Una pregunta: ¿Por qué voy a pagar yo por los que conducen mal o por los que usan el coche todo el día exponiéndose a muchos más riesgos? La ecuación y la pregunta se traducen en 10.000 jóvenes que ya circulan por España con un coche que lleva una especie de caja negra, un dispositivo que permite controlar cuántos kilómetros recorren y cómo los recorren. En función de los resultados, pagan más o menos prima en su seguro.

David, funcionario del extraradio madrileño, de 25 años, es uno de los 10.000 jóvenes que se han apuntado al experimento. Lleva cuatro meses con el dispositivo instalado pero todavía no ha podido comprobar si eso repercute en su póliza, lo sabrá en unos meses. “Cuando te lo instalan controlas más la velocidad, vas a lo que te indica la carretera; pero yo siempre he controlado. Esto me ha servido para pulir detalles como conductor”. Espera que su buena conducción le rebaje la póliza hasta un 60%, según le han dicho en la compañía.

Un coche tiene siete veces más posibilidades de tener un accidente si circula por una vía secundaria, de noche y en fin de semana, que si va por autopista un día por la mañana. La compañía estima que el que se exponga más, debe pagar más. O sea, pólizas a medida. De ahí que el dispositivo con el que se está experimentando vaya recopilando información de la vía por la que se circula, el horario, los excesos sobre los límites de velocidad y el estilo de conducción del piloto (si es de frenazos bruscos y acelerones, también implica más riesgos). Lo explica Javier Oliveros, subdirector general de la firma: todas esas variables se meten en una coctelera y con ellas se determina la prima, añadiendo el dato crucial, el número de kilómetros.

El pago por uso ya se realiza en compañías como Norwich Union, en Reino Unido; Holland en Suráfrica; AIOI, en Japón y Aviva en Canadá. “Está claro que es disuasorio”, explica Oliveros. “El aparato recopila información y te lo piensas dos veces antes de pisar el acelerador”. Huye del término caja negra porque dice que se asocia a espiar -el objetivo de la empresa “no es el de una caja negra”- y prefiere hablar de un “agregador de información”.

Fuente: El País

¿Cómo? Yo no era...no iba por ahí..el GPS está averiado

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: